Noticias

120 Aniversario de la BNCJM Concurso Leer a Martí logo Programa Nacional por la Lectura logo

Ver todas las noticias

Foto de 120 Aniversario BNCJM- De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta . Elsa Claro: mujer periodista y poeta de su tiempo

120 Aniversario BNCJM- De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta . Elsa Claro: mujer periodista y poeta de su tiempo

26/8/2021
Por: Vilma N. Ponce Suárez, Biblioteca Nacional José Martí

Desde los primeros años de la Revolución la joven Elsa Claro Madruga formó parte de la avanzada femenina que se constituía en el ámbito periodístico. Laboraba como corresponsal del periódico “Hoy” y en el “Diario La Tarde”; y al fundarse en 1965 el periódico “Juventud Rebelde” se integró al grupo responsable de su página cultural, donde publicó críticas literarias y teatrales. Incursionaba también en la poesía, afición que favoreció su desempeño en una nueva publicación de perfil artístico-literario que nació en 1966 y tuvo por nombre “El Caimán Barbudo”. Fue la única mujer participante en los inicios de ese proyecto, hasta que se incorporó en el número cinco,  otra fémina, Silvia Freyre, quien fungió como secretaria ejecutiva. La revista nació como suplemento cultural de “Juventud Rebelde” bajo la dirección del profesor de Filosofía y escritor Jesús Díaz.

Elsa, junto a otros periodistas del diario, también escritores como ella, aportó ideas y participó en la realización de las ediciones de esa primera época de “El Caimán Barbudo”, cuyo propósito era divulgar la producción artística-literaria de los creadores más jóvenes. Sólo dos obras de su autoría aparecieron publicadas en esta revista en el período 1966-1970. La primera se presentó en el número uno y fue una breve entrevista que le hiciera al pintor español Antonio Saura durante su visita a Cuba. La tituló con una frase pronunciada por el propio artista: “Soy muy poco pintor”, en la que indagó sobre sus propósitos e inquietudes cuando pintaba y las influencias estéticas que percibía en su pintura, entre otros temas (1). Unos años después, Saura se integraría con los diseñadores y dibujantes de “El Caimán Barbudo” en la creación de varios de sus números. 

La segunda obra de Elsa Claro publicada en el magazine cultural fue el poema “Ahora”. Se incluyó en el número especial que confeccionaron en sólo 48 horas con motivo de la alerta decretada por el Gobierno revolucionario, el 27 de mayo de 1966, ante el peligro de una agresión armada de los Estados Unidos a la Isla. Su elaboración estuvo permeada de la tensión que vivía el pueblo cubano en aquellos días. Así lo relató en una entrevista que me concedió el 14 de diciembre de 2014: 

“Ese fue el número especial “En estado de alerta” y resultó una experiencia realmente muy interesante; y para mí, por lo menos inolvidable (…). El día en cuestión en que se anunció el estado de alerta en el país, los que estábamos en la Redacción, Froilán Escobar, Mariano Rodríguez Herrera, David [Fernández] Chericián y yo hicimos una especie de taller. Cada cual plasmó su manera de ver el momento. Entonces, Froilán y David hicieron sus poemas, yo hice otro, ese fue el germen inicial de aquel número. Y después, más articuladamente, con Jesús [Díaz] decidimos ir a donde estaban escritores consagrados: Nicolás Guillén, Roberto Fernández Retamar … y pedirles, o que lo escribieran en aquel momento, como lo hicimos nosotros, o que nos entregaran poemas o escritos que tuvieran que ver con una situación como esta. Eso fue tocarles la puerta de madrugada (…). También se les pidió colaboración a algunos articulistas que en el primer momento participaron en la creación de “El Caimán Barbudo”, como Fernando Martínez Heredia, por ejemplo. Él era una persona muy joven como todos nosotros, pero ya trabajaba como profesor en la universidad”(2). 

He aquí los versos del sentido poema de Elsa Claro titulado “Ahora”:  

                                                           “Vuelve un trajín conocido

                                                            Están en su lugar

                                                           el coraje

                                                          las ganas

                                                         lo que hemos dicho

                                                        en su lugar

                                                      - repito -

                                                     lo que sabemos tener bien puesto

                                                   Ahora comienza a militar en la historia

                                                  nos repetimos 

                                                  engrasamos la teoría

                                                y usamos la noche en que debíamos amar

                                                 para combatir”. (3)

Acerca de la repercusión que tuvo este poema, Elsa comentó en la entrevista: 

  “(…) cuando Nicolás Guillén hace el prólogo de mi libro “Agua y fuego” coge uno de los versos que está en ese poema, - que parece le gustó - y    lo  usó como parte del prólogo. Ese poema, además, provocó cosas, como que el poeta santiaguero [Jesús] Cos Causse, de visita en ese momento en La Habana, al leer en “El Caimán Barbudo” mi poema me escribió mandando un grupo de sus poemas, y fueron sus primeros poemas juveniles, para que yo le diera mi opinión. Yo le respondí aconsejándole algunas lecturas. Y a partir de ahí se estableció una relación amistosa, casi siempre epistolar, porque nos vimos poco, ya que vivíamos en los extremos del país. Ese vínculo se mantuvo a lo largo del tiempo y lo provoca ese poema.Él decía que era su poema de cabecera (4)”. 

Bajo el título “Alerta poesía” se reunieron en el número especial versos de contenido patriótico de dieciséis autores cubanos de diferentes generaciones: Nicolás Guillén, Regino Pedroso, Fayad Jamis, Roberto Fernández Retamar, Luis Marre, Heberto Padilla, José A. Baragaño, Roberto Branly, Iván Gerardo Campanioni, Rolando López del Amo, Belkis Cuza Malé, Elsa Claro, Guillermo Rodríguez Rivera, Félix Contreras, David Fernández Chericián y Froilán Escobar. 

A la par de su intenso trabajo periodístico, que la llevó a recorrer diversas provincias del país y otras naciones, surgían sus poemas. Así, en 1967 publicó su primer poemario titulado “Para crecer y darme cuenta”. Más tarde vendrían nuevos libros, que incluso se editaron en el extranjero. Trabajó durante veintiún años en “Juventud Rebelde”, veinte en “Bohemia” y sus últimos cuatro años de vida laboral los pasó en el diario “Granma”, donde se jubiló. Sin embargo, esto no significó el fin de su carrera, pues, como bien precisó durante la entrevista, después no dejó de trabajar ni un solo día. Sus artículos, comentarios, crónicas y entrevistas sobre temas económicos, culturales y de política nacional e internacional se divulgaron tanto en publicaciones periódicas, como en la radio, la televisión y las redes sociales.  

La noticia del fallecimiento de Elsa Claro Madruga el 23 de julio del presente año me tomó por sorpresa. Quedó pendiente la realización de una multimedia sobre la revista “El Caimán Barbudo” de los años sesenta, para la cual ella ofreció su colaboración. Sirvan estas líneas como homenaje a la destacada periodista y escritora, cuya obra constituye referencia del mejor y comprometido periodismo de nuestro tiempo.

Foto de Portada: Fotografía de Elsa Claro Madruga que corresponde a los años sesenta. Cortesía de la periodista.


 (1) Claro, E.:"Soy muy poco pintor", El Caimán Barbudo, 1: 13, La Habana, marzo de 1966. 
 (2) Claro, E.: Entrevista concedida a la autora. La Habana, 14 de diciembre de 2014.
 (3) Claro, E.: “Ahora”, El Caimán Barbudo, (especial): 4-7, La Habana, junio de 1966. 
 (4) Claro, E.: Entrevista concedida a la autora. La Habana, 14 de diciembre de 2014.


Niña leyendo...

Catálogos de la BNCJM