Ser las principales instituciones culturales del país interconectadas y con acceso a internet que funcionen como agentes esenciales de fomento de paz y valores humanos que inciden en la libertad y prosperidad de la nación, sobre la base de la oferta de servicios bibliotecarios de nuevo tipo apropiados a la realidad digital, usando espacios flexibles, acogedores y sociales, colecciones únicas actualizadas y patrimoniales debidamente preservadas, que permitan el logro de un amplio trabajo comunitario, fomentando el hábito por la lectura, con profesionales de amplia cultura y conocimiento diverso, que sustente su trabajo de forma cooperada dentro y fuera de la institución y con estrategias de ahorro y financiamiento.