Las bibliotecas constituyen centros de información, de cultura y de educación sostenible que atesoran el patrimonio bibliográfico provincial y atienden a toda la población de su comunidad, local o regional, como espacio activo para la lectura, el estudio, la investigación, el recreo, la creación y la socialización de información y conocimiento para la transformación socio, cultural y ciudadana de los miembros con las que actúan.