Acceso:

El acceso de los usuarios a la Sala para Discapacitados de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, es a través de la entrada principal, que cuenta con dos rampas situadas a ambos lados del portal que desemboca en el vestíbulo, donde se encuentra el teatro y la galería el Reino de este Mundo, continúa con el pasillo central que en sus laterales tiene estanterías para exposiciones transitorias y al finalizar está la Sala General donde se ubica la Sala para Discapacitados Frank Emilio.

Estos usuarios si desean pasar al sótano, donde se encuentran la cafetería,  los servicios sanitarios y la editorial de la revista Librínsula, o al tercer piso para visitar las Salas de Artes, Rusa, Cubana y la Mediateca, lo pueden hacer a través del ascensor. No obstante, si lo desean, los especialistas de la Sala para Discapacitados pueden ofrecerles la información que deseen de las colecciones especiales.

En los exteriores e interiores del inmueble existen escalones pero esto no impiden el desplazamiento de las personas con discapacidad ya que están salvados por el ascensor o por rampas.

Usuarios con discapacidad visual:

La sala para discapacitados de la biblioteca dispone de una colección de libros en Braille, láminas y mapas a relieve, grabaciones sonoras, entre ellas audio-libros y videos, además de colecciones de cuentos y teatros radiadas.

Se cuenta con algunas grabaciones radiales. Si fuera necesario se comunica con los centros de información de la radio y la televisión para obtener lo que el usuario necesita.

La sala no posee cabinas pero está habilitada y climatizada de forma independiente para no ocasionar molestias a los usuarios con relación al resto del personal que trabaja o visita la institución; además cuenta con audífonos, lupas manuales, digitales y magnificador de caracteres.

Posee una colección de libros y publicaciones seriadas en tinta con temáticas de todas las discapacidades, así como el acceso a toda la información que se encuentra en la institución; independientemente del formato en que se encuentre, existen los medios necesario para llevarla de tinta a braille o viceversa o a formato electrónico.