11/16 04:11h

Fidel Castro Ruz en el programa televisivo Mesa Redonda

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí,  en los inicios de la revolución contrariamente a sus instituciones homólogas en el mundo, abrió sus puertas sin reservas tanto a  los más destacados intelectuales como a los más humildes, se integró de forma irreversible al desarrollo económico y social del país y coadyuvó al crecimiento de nuevas generaciones de creadores, técnicos y científicos, acorde a las ideas del Comandante en Jefe Fidel Castro. Por otra parte no podemos olvidar que las bibliotecas públicas cubanas como  institución cultural de alcance masivo nacieron realmente con el triunfo revolucionario de 1959. Las primeras leyes revolucionarias a favor de la cultura y del pueblo favorecieron la creación y formación de una red de bibliotecas públicas que se insertaron en los municipios, barrios y comunidades. La Revolución las dotó con los mejores y más significativos edificios en distintas localidades, como un gesto de reconocimiento a la importancia de su labor, alineándolas irrevocablemente en la cruzada por la educación y la cultura nacional.

Recordar todo lo que hizo el líder histórico de la Revolución Cubana a favor de la lectura, la educación, la cultura y en particular por las bibliotecas sería interminable, en estos momentos de tristeza por su pérdida,  los trabajadores de la Biblioteca  Nacional de Cuba José Martí daremos continuidad a sus ideas como tributo a su memoria con la certeza que la mejor forma de recordarlo es ser fiel a sus ideas.

Imágenes relacionadas