Lilia Castro de Morales (1908-2006), fue directora de la Biblioteca Nacional José Martí desde 1948 hasta 1959

Bibliotecaria. Inició su vida laboral en la Biblioteca Nacional en 1934. Cursa estudios sobre diferentes ramas bibliotecarias en las escuelas de verano de la Universidad de La Habana. Fue miembro de la Junta de Patronos que hizo posible la construcción del edificio que hoy ocupa esta institución. En 1948 es nombrada su directora y como tal enfrenta la segunda época de la Revista (1949-1958) la cual se publicara antes, en su primera época (1909-1912) bajo la dirección de Don Domingo Figarola Caneda. Lilia Castro logra una revista culta digna sucesora de su etapa inicial.

Ella, vive los desvelos por la construcción del inmueble que atesoraría para siempre el patrimonio cultural de la nación cubana así como su traslado definitivo del Castillo de la Fuerza a tan digno lugar y aunque enfrenta dificultades presupuestarias, aunque menos significativas en etapas anteriores, logra un notable movimiento editorial. Su empreño por transformar la institución en años difíciles no impidió que colaborara a ese movimiento con bibliografías y catálogos, observaciones sobre la construcción del edificio así como con sus consideraciones sobre la Biblioteca Nacional y sus fórmulas para un plan tendiente a completar su catálogo.

Su gestión debió ser harto difícil a partir de 1953 cuando se incrementa la lucha contra la tiranía batistiana y se cierra la Universidad de La Habana, el movimiento de usuarios y lectores y las obras consultadas a partir de esa fecha denota la situación de la Biblioteca Nacional como centro cultural y de servicios. Por esos años, la Biblioteca abierta al público fue un empeño sobresaliente de la primera mujer directora de la Biblioteca Nacional. Lilia Castro fallece en Estados Unidos, en febrero del 2006.

Dra. Araceli García Carranza