10/16 05:10h

Dr. EduardoTorres Cueva y  Dra. Araceli Garcia Carranza

Como parte de las celebraciones por el 115 Aniversario de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, el martes 18 de octubre se hizo entrega oficial de reconocimientos a 54 trabajadores de la BNCJM con más de veinte años de labor ininterrumpida en la entidad, y a instituciones que han realizado un trabajo permanente con la Biblioteca Nacional, como es el caso del Instituto Cubano del Libro, Archivo Nacional, ASCUBI, UNICEF, el Ministerio de Cultura, Casa de las Américas, Instituto de Literatura y Lingüística, entre otras. En el evento participaron reconocidas figuras del panorama cultural y del universo bibliotecológico cubano, como el poeta Roberto Fernández Retamar, Araceli García Carranza, Emilio Setién Quesada, y otras. Al término de la actividad, Eduardo Cuevas, director de la BNCJM, expresó que la BNCJM es una institución que nació genuinamente de lo más importante del pensamiento de las ciencias y del sentimiento patriótico cubano del siglo XIX, y agregó:

(…) gracias a las gestiones de los más importantes intelectuales cubanos que, vinculados a la figura de José Martí, dieron todo su esfuerzo para que esta institución naciera. Me refiero a Gonzalo de Quesada, Domingo Figarola Caneda, Néstor Ponce de León, a Joaquín Llavería, nombres que están en la simiente de esta institución y de lo que fueron las instituciones que nacieron con el siglo XX, con la República, con aquella República compleja, difícil, dependiente, neocolonial.

(…) La BNCJM no fue un regalo de ningún gobierno, sino que nació gracias al sudor de los trabajadores azucareros y portuarios. (…) No es una biblioteca aislada del pueblo, es una biblioteca dentro del pueblo, para el pueblo. No es una biblioteca populista, es una biblioteca rigurosamente científica.

Torres Cuevas alabó, además, las figuras de Domingo Figarola Caneda y María Teresa Freyre de Andrade, así como la labor de los intelectuales Araceli García Carranza y Tomás Fernández Robaina en la actualidad (la primera, con 54 años de trabajo en la BNCJM, y el segundo, con 53). Torres Cuevas concluyó: ¨Los directores cambiamos, los que permanecen son ustedes, los trabajadores. Lo que salva a las instituciones en momentos difíciles, son su gente. Esta institución ha sido posible por ustedes, los trabajadores¨.

Imágenes relacionadas