Efemérides


12/7

Juan Gualberto Gómez nació el 12 de julio de 1854 en la provincia de Matanzas. Sus padres eran esclavos pero, sin embargo, él fue un mulato libre. Precisamente su madre había comprado su libertad aún antes que naciera. Cuando tenía 15 años fue enviado a París, Francia, para aprender el oficio de carruajero. En este país residió hasta 1877. Incluso en Francia le sirvió de traductor a Francisco Vicente Aguilera y a Manuel de Quesada. El contacto con estos dos patriotas y su relación con otras personalidades cubanas le inculcó el amor por la independencia de su tierra natal.

Después matriculó en la Escuela Central de Ingenieros pero por falta de recursos económicos no pudo concluir los estudios en el centro y entonces para sobrevivir en ese país europeo tuvo que realizar distintas labores entre ellas la de periodista.

A través de su vida desempeñó una buena labor en el periodismo ya que fue corresponsal de diversas publicaciones y colaboró con otras como “El Abolicionista, La Tribuna, El Progreso y La Lucha. Igualmente fundó los periódicos La Fraternidad y la Igualdad.

Cuando concluye en Cuba la guerra de los Diez Años Juan Gualberto se encuentra en México. Entonces regresó a Cuba con carácter permanente. En el bufete de Nicolás Azcárate en La Habana conoció a José Martí con quién se identifica plenamente y participaría en actividades conspirativas en pro de la independencia de Cuba. Ambos resultaron detenidos y deportados. Juan Gualberto fue enviado a Ceuta y encerrado primeramente en el Castillo del Hacho. Después gracias a las gestiones realizadas por un amigo de Azcárate fue liberado de la prisión pero tuvo que mantenerse alejado de Cuba.

No fue hasta 1890 que pudo regresar a Cuba y reanudó entonces la publicación del diario La Fraternidad, cuya primera etapa databa de 1879. Desde las páginas de la citada publicación emprendió una batalla por la independencia y los derechos de los hombres y mujeres de la raza negra. Ya desde mucho antes Juan Gualberto había combatido contra la esclavitud y por lograr la igualdad de derechos de los mulatos y negros.

En Cuba durante los años de la década del noventa en el siglo XIX se convirtió de hecho en el Delegado en Cuba del Partido Revolucionario Cubano. Sirvió de enlace entre Martí y los hombres interesados en reanudar la lucha por la independencia en el territorio cubano.

Precisamente a Juan Gualberto le fue enviada el 29 de enero de 1895 la orden de alzamiento que firmara José Martí en unión de otros dos patriotas.

Juan Gualberto se alzó también el 24 de febrero en la zona de Ibarra. Pero el movimiento en Occidente fracasó y él resultó apresado y desterrado nuevamente. Otra vez fue encerrado en el presidio de Ceuta. No pudo volver a Cuba hasta 1898.

Tras la conclusión de la nueva etapa de la guerra Juan Gualberto siguió batallando en defensa de los intereses de su pueblo. En la Asamblea Constituyente de 1901 su voz se alzó para condenar la Enmienda Platt. Dijo al respecto que con esa enmienda “únicamente tendríamos gobiernos raquíticos y míseros.”

Ya en la etapa final de su vida mantuvo una digna postura y se opuso al régimen dictatorial de Gerardo Machado.

Juan Gualberto quién falleció en La Habana el 5 de marzo de 1933, había afirmado al resumir su amor por Cuba: “Soy sobre todo y antes que otra cosa, un cubano que nunca ha dejado de serlo”

Acerca de Juan Gualberto Gómez, José Martí aseguró: “Él tiene el tesón del periodista, la energía del organizador, y la visión distante del hombre de Estado.”

Otras efemérides en este mes : 7

Niña leyendo...