Anuarios

Las Bibliotecas depositarias se crearon con el fin de hacer que las publicaciones y los documentos de la ONU se distribuyan por todo el mundo. Desde de 1946 la Biblioteca Dag Hammarskjöld (Nueva York) se ha encargado, a través de sus bibliotecas depositarias, de poner a disposición los documentos y publicaciones de las Naciones Unidas a todos los usuarios. Actualmente existen 405 bibliotecas depositarias en 146 países, que reciben estos materiales. Bajo la condición de que sus colecciones sean mantenidas en buen estado y sean abiertas al público gratuitamente. Las Bibliotecas Depositarias de las Naciones Unidas se rigen por normas propias establecidas por la Organización de las Naciones Unidas, que fija las condiciones del depósito tanto respecto a la conservación y catalogación de los documentos y publicaciones depositadas, como en relación a su acceso al público (ST/LIB/13/Rev.4, de 9 de enero de 1981).

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) pertenece al sistema de bibliotecas depositarias de las Naciones Unidas desde 1948 es la DL-75 (por sus siglas en ingles). En 1975 la junta de publicaciones de las Naciones Unidas decidió limitar las bibliotecas depositarias gratuitas a dos por países. En Cuba hasta la fecha se cuenta con la BNCJM (con depósito total) y la ACNU (con depósito parcial) por lo cual se estudia la posibilidad que la Biblioteca Provincial Elvira Cape de Santiago de Cuba sea la segunda depositaria gratuita de nuestro país.

La colección está conformada por libros, folletos, publicaciones seriadas, documentos oficiales y mimeografiados, materiales electrónicos (CD-ROM, disquetes, video casettes), además de otros materiales como (plegables, calendarios de conferencias, hojas informativas, etc.)

Otras imágenes