Iraizoz

La Sala Cubana de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) posee un fondo de manuscritos sumamente valioso e interesante, que es el de Antonio Iraizoz y de Villar (1890-1976), ascendente a poco más de 450 carpetas correspondientes a variados aspectos de la vida y la trayectoria de tan notable intelectual, político y diplomático cubano que mucho descollara como periodista, aunque esta no fuera su única profesión, sino una de las tantas que ejerció con verdadera maestría. No obstante a su ingente labor, aún queda mucho por conocer sobre su vida y obra.

Luego del lamentable fallecimiento de tan insigne maestro, periodista, hombre público, escritor, historiador y diplomático, ocurrido en La Habana el 8 de febrero de 1976, su viuda, Josefina Hernández Linares, donó al Departamento de Colección Cubana de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, en especial a su Área de Manuscritos, el gran fondo que hoy se conserva, consistente en una gran variedad de cartas dirigidas al gran intelectual (en muchas ocasiones relacionadas con elogios hechos a varias de sus obras y artículos periodísticos), expedientes, documentos manuscritos y mecanuscritos, que recogen aspectos fundamentales, y en alguna medida no tan conocidos, tanto de su vida, de su trayectoria integral y del devenir histórico, político, social y cultural de nuestro país.

Conoce más en:

Doll, J. A. (2016). Antonio Iraizoz, un grande de Cuba en la Colección de Manuscritos de la BNCJM. Semblanza a propósito del aniversario 40 de su desaparición física. Librínsula. No. 349  http://librinsula.bnjm.cu/secciones/349/nombrar/349_nombrar_5.html

Imágenes relacionadas