La Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI)

La década de los años 80, en Cuba, la investigación tomó cuerpo y se convirtió en un Programa Nacional Ramal, dirigido por la Dirección de Bibliotecas del Ministerio de Cultura, posteriormente, al insertarse las funciones de esta Dirección a la Biblioteca Nacional José Martí (Actualmente Biblioteca Nacional de Cuba José Martí), según la reestructuración ocurrida en el Ministerio de Cultura, la responsabilidad de tales investigaciones pasó al Departamento correspondiente de esa institución. En esta etapa existió un florecimiento de la literatura bibliotecológica en Cuba.

Época saludable para la biblioteca pública cubana que, bajo la orientación de Olinta Ariosa, desarrolló un conjunto de actividades profesionales que mejoraron el panorama de este sector desde el punto de vista científico y técnico. En este período las relaciones de Cuba con el Campo Socialista se intensificaron, a la vez que se consolidaban las  relaciones entre los profesionales de la información cubanos y extranjeros. En este sentido hay que agradecer a Olinta Ariosa su desempeño en el mantenimiento de estas relaciones. Durante su dirección se formaron en los ex países socialistas los primeros cubanos Doctores en Bibliotecología.

En esta década, fecunda para el desarrollo en la profesión, Olinta Ariosa Morales, Marta Terry, Miriam Martínez y Miriam Bendamio fomentaron en el gremio bibliotecario la necesidad de la  creación de una Asociación que aglutinara a todos los bibliotecarios del país, ya que se había comenzado a participar en las conferencias y congresos de IFLA.

La participación de los profesionales cubanos en las Conferencias y Congresos Generales de IFLA prestigió la bibliotecología cubana. Algunos de los especialistas nacionales formaron parte de las diferentes secciones de esa federación como miembros correspondientes en Teoría Bibliotecaria, Libros Raros y Valiosos, Bibliotecas Infantiles, Bibliografía, entre otras. La opinión internacional con respecto a los bibliotecarios cubanos cambió y en ello incidió la labor científica desarrollada.

La idea de crear la asociación fue bien acogida y, en  1984, se creó la Comisión Gestora y se comenzó a confeccionar la documentación necesaria para este fin. Esta estuvo integrada por los siguientes profesionales: Juana Calzado, Geisha Borroto, Olga Martínez, Blanca Patallo, Elisa Masiquez  y Sara Moreno.      

Constitución oficial  de la ASCUBI

El 31 de marzo de 1986, en el Día del Libro Cubano, se dio a conocer públicamente la creación de la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI),  en su instancia nacional. La misma se constituyó de acuerdo con lo establecido por la Ley  No. 54 del 27 de diciembre de 1985. Es una entidad jurídica, representativa de los bibliotecarios de todo el país y se identifica por las siglas de ASCUBI, según consta en el  certificado de Constitución Oficial, su fecha de constitución es el 18 de abril del 1986 y fue inscripta en virtud de la Resolución número 78 de la Dirección de Registros y Notarías.