Datos Biográficos

Carlos Manuel Trelles, nace el 15 de febrero de 1866. Cursó la primera enseñanza en el colegio Los Normales, en su ciudad natal. Se recibió de bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de la Habana en 1880 y cursó hasta cuarto año la carrera de medicina en la Universidad del Habana. Después regresó a Matanzas, donde se dedicó a actividades mercantiles. Colaboró en Aurora del Yumurí, Correos de Matanzas, Artes y Letras, Diario de Matanzas. En unión de Federico Maza, Alberto Lamar, Nicolás Heredia y otros. En 1886 ingresó al Círculo de la Juventud Liberal de Matanzas que, antes de ser disuelto por el gobernador militar, abrió sus puertas a los oradores Fermín Valdés Domínguez, Antonio Zambrana y Manuel Sanguily, entre otros. Con Emilio Domínguez creó posteriormente, también en Matanzas, una delegación del Partido Revolucionario Cubano, fundado por Martí en 1892. Perseguido por sus actividades revolucionarias, emigró a Tampa, donde fundó el Club Revolucionario Pedro Betancourt con el fin de recaudar fondos para la revolución. Terminada la guerra (1898), regresa a Cuba y se establece en Matanzas, donde ocupa en negocios azucareros.
Trabajó como bibliotecario en la Biblioteca Publica de Matanzas y fue concejal del Ayuntamiento. Propuesto por Gonzalo de Quezada y Aróstegui, representó a Cuba en la Exposición de París (1900). Colaboró en Patria, Revista Cubana, Cuba y América, la Bandera Cubana, la Discusión, Pro Patria, Revista de  Medicina y Cirugía de la Habana, Revista Habanera, Cuba Contemporánea, el Fígaro, el Curioso Americano, Letras, Boletín del Archivo Nacional. En 1923 ocupó el cargo de bibliotecario de la Cámara de Representantes. Fue delegado por Cuba Primer Congreso Internacional de Economía Social (Buenos Aires, 1924) y al Congreso de Historia y Geografía de América (Buenos Aires 1925). Un trabajo suyo sobre José Álvarez de Toledo aparece en el libro discursos leídos en la recepción pública del señor Carlos Manuel Trelles y Govín la noche del 11 de julio de 1926. En este propio año publica una de sus numerosas bibliografías: "Bibliografía Histórica Cubana". Su productividad en esta área le vale el calificativo de "continuador de la obra de Antonio Bachiller y Morales", y de "uno de los más significativos bibliógrafos cubanos". Fue miembro correspondiente de la Academia Nacional de Artes y Letras; miembro de número de la Academia de la historia de Cuba, de la Academia Cubana de la Lengua, de la Asociación Bibliográfica Cultural; miembro de la Sociedad Cubana de Derecho Internacional; socio de honor de la Sociedad Económica de Amigos del País, de la Asociación de la Prensa Médica de Cuba, de la Sociedad Geográfica de Cuba; miembro correspondiente de The Hispanic Society of América (Nueva York), de la Academia Americana de Historia (Buenos Aires), de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía, de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; vicepresidente honorario de la Asociación Interamericana el Bibliógrafos y Bibliotecarios (Washington). Recibió condecoraciones y honores de diversas instituciones culturales. Después de jubilarse regresó Matanzas. Usó el seudónimo Veritas. Muere en Matanzas el 1ro de Junio de 1951.

Se otorgará a quienes, siendo miembros de la Asociación  Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI) o de la Sociedad Cubana de Ciencias de la Información (SOCIT), se destaquen por la adhesión a los principios éticos de ambas asociaciones a lo largo de su vida profesional y por haber realizado contribuciones notables al campo de la bibliografía tanto desde el punto de vista teórico como compilatorio.